«

»

Imprimir esta Entrada

Pareidolia: El monte Benacantil, ¿la cara de un moro?

¿Por qué la cara del moro?

Pareidolias en España

Antes de contar la historia de una pareidolia que posiblemente sea la más famosa de España, vamos a explicar qué significa pareidolia brevemente: una pareidolia es una creación psicológica, donde un elemento cualquiera como un árbol, una roca, tierra, etc… es percibido como una forma reconocible. Un ejemplo puede ser perfectamente, cuando nos ponemos a mirar las nubes y vemos como forman distintas figuras.

cara del moro Una gran pareidolia en España

La cara del moro

A la pareidolia que nos referimos en este artículo, es a la famosa “cara del moro” de Alicante, ubicada en el castillo de Santa Bárbara, sobre el monte Benacantil, grande y majestuosa se presenta por encima de la playa del Postiguet, una imagen con una gran historia detrás, la historia del príncipe moro y su hija.

 

Historia de una leyenda

En los tiempos de la dominación Árabe en España, Alicante era gobernada por un príncipe cruel, cuya debilidad únicamente, era su hija Zahara.

En una ocasión, en un día de fiesta, Zahara, cansada de tantos halagos de sus enamorados, se retiró al patio de armas; contemplando el mar, una voz surgió entre la espesura de la noche, era un joven cristiano que acudía al castillo a procesarle su amor. Sorprendida por tal atrevimiento, le previno sobre el peligro que corría al estar en el castillo.

Seducida por el cristiano valeroso, le ayudó a huir por un pasadizo oculto.

Días más tarde, la nodriza, al notar que la hija actuaba de una forma diferente y extraña, se dispuso a espiarla, y al descubrir que se veía a escondidas con un cristiano, fue rauda y veloz a contárselo al príncipe.

El príncipe, viendo en peligro sus planes de casarla con un Sultán adinerado, mandó prender al joven cristiano en una de las visitas al castillo, para así, apresarlo y matarlo como espía.

Una vez capturado, Zahara, palideció y enmudeció de dolor, cosa que conmovió a su padre, que decidió darle un atisbo de esperanza, y dijo: “Si mañana aparece la tierra blanca te dejaré que te cases con él, y si no es así, morirá colgado de la torre más alta del castillo”

Zahara nunca había visto nevar, así que se pasó la noche rezando.

almendros Una gran pareidolia en España

Ante la sorpresa de todo el mundo, al día siguiente, todo el campo Alicantino se bañaba en blanco azahar, la flor del almendro, como nunca antes se había visto. Cuando fue a decírselo a su padre, este con mirada fría, alzó la vista hacia la torre más alta donde el cuerpo del joven cristiano, pendía inerte y sin vida.

Ella corrió hacia su amado, a darle un último abrazo, un abrazo mortal, ya que se precipitó acantilado abajo junto a él. El padre, viendo lo que había hecho, desesperado por la muerte de su hija, se lanzó al vacío tras ella, quedando destrozado entre las afiladas agujas de las chumberas.

Desde entonces y como castigo, la cara del cruel príncipe se expone a las inclemencias del viento marino para toda la eternidad.  http://fansmilenio3.com/una-gran-pareidolia-en-espana/

Enlace permanente a este artículo: http://iesmh.edu.gva.es/unrayoquenocesa/2014/09/pareidolia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *