«

»

Imprimir esta Entrada

Inventa una palabra.

Escritores como Franz Kafka y Julio Cortazar inventaron palabras con las que escribieron cuentos inolvidables.

El cuento de F.Kafka donde recoge la palabra ODRADEK se titula :Las preocupaciones de un padre e familia.

Franz Kafka Las preocupaciones de un padre de familia
[Cuento: Texto completo.]

Franz Kafka

Algunos dicen que la palabra «odradek» precede del esloveno, y sobre esta base tratan de establecer su etimología. Otros, en cambio, creen que es de origen alemán, con alguna influencia del esloveno. Pero la incertidumbre de ambos supuestos despierta la sospecha de que ninguno de los dos sea correcto, sobre todo porque no ayudan a determinar el sentido de esa palabra.

Como es lógico, nadie se preocuparía por semejante investigación si no fuera porque existe realmente un ser llamado Odradek. A primera vista tiene el aspecto de un carrete de hilo en forma de estrella plana. Parece cubierto de hilo, pero más bien se trata de pedazos de hilo, de los tipos y colores más diversos, anudados o apelmazados entre sí. Pero no es únicamente un carrete de hilo, pues de su centro emerge un pequeño palito, al que está fijado otro, en ángulo recto. Con ayuda de este último, por un lado, y con una especie de prolongación que tiene uno de los radios, por el otro, el conjunto puede sostenerse como sobre dos patas.

Uno siente la tentación de creer que esta criatura tuvo, tiempo atrás, una figura más razonable y que ahora está rota. Pero éste no parece ser el caso; al menos, no encuentro ningún indicio de ello; en ninguna parte se ven huellas de añadidos o de puntas de rotura que pudieran darnos una pista en ese sentido; aunque el conjunto es absurdo, parece completo en sí. Y no es posible dar más detalles, porque Odradek es muy movedizo y no se deja atrapar.

Habita alternativamente bajo la techumbre, en escalera, en los pasillos y en el zaguán. A veces no se deja ver durante varios meses, como si se hubiese ido a otras casas, pero siempre vuelve a la nuestra. A veces, cuando uno sale por la puerta y lo descubre arrimado a la baranda, al pie de la escalera, entran ganas de hablar con él. No se le hacen preguntas difíciles, desde luego, porque, como es tan pequeño, uno lo trata como si fuera un niño.

-¿Cómo te llamas? -le pregunto.

-Odradek -me contesta.

-¿Y dónde vives?

-Domicilio indeterminado -dice y se ríe.

Es una risa como la que se podría producir si no se tuvieran pulmones. Suena como el crujido de hojas secas, y con ella suele concluir la conversación. A veces ni siquiera contesta y permanece tan callado como la madera de la que parece hecho.

En vano me pregunto qué será de él. ¿Acaso puede morir? Todo lo que muere debe haber tenido alguna razón be ser, alguna clase de actividad que lo ha desgastado. Y éste no es el caso de Odradek. ¿Acaso rodará algún día por la escalera, arrastrando unos hilos ante los pies de mis hijos y de los hijos de mis hijos? No parece que haga mal a nadie; pero casi me resulta dolorosa la idea de que me pueda sobrevivir.

Julio Cortazar

Los cronopios son personajes creados por el escritor argentino Julio Cortazar . Forman parte de una serie de cuentos del libro Historias de Cronopios y de Famas (1962) . Un cronopio es un dibujo fuera del margen, un poema sin rimas. Descrito por su autor, junto con los famas y las esperanzas, integran el mundo.

Cortázar evita dar una descripción física precisa de los cronopios y se refiere a ellos sólo como “seres verdes y húmedos”. Los relatos proporcionan claves acerca de la personalidad, los hábitos y las inclinaciones artísticas de los cronopios. En general, los cronopios son presentados como criaturas ingenuas, idealistas, desordenadas, sensibles y poco convencionales, en claro contraste con los famas, que son rígidos, organizados y sentenciosos; y las esperanzas: simples, indolentes, ignorantes y aburridas.

Flor y cronopio

Un cronopio encuentra una flor solitaria en medio de los campos. Primero la va a arrancar, pero piensa que es una crueldad inútil y se pone de rodillas a su lado y juega alegremente con la flor, a saber: le acaricia los pétalos, la sopla para que baile, zumba como una abeja, huele su perfume, y finalmente se acuesta debajo de la flor y se duerme envuelto en una gran paz. La flor piensa: «Es como una flor».

Enlace permanente a este artículo: http://iesmh.edu.gva.es/unrayoquenocesa/2013/12/inventa-una-palabra/

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Jorge Iniesta Riera

    Eperiestupiteco:

    Virús, alamantemente peligroso, que ataca las neuronas de la zona ,supraorbital del cerebro, produciendo la estupidez absoluta.

    Esta enfemedad no es mortal para quien la sufre, si no para quien está expuesto al paciente.

    Tras muchos años de estudio, los cientificos han considerado que la única forma de cura es leer.

  2. Raúl Luján Domenech

    EL CUBITRÓN

    Un día encontré un “cubitrón ” en la montaña, descubrí que estaba vivo y me lo llevé a casa. El cubitrón era de color rojo, con unos dibujos raros y con forma cúbica. Empecé a observarlo pero no hacía gran cosa y me aburría, así que le enseñé unas fotos. Más tarde descubrí que podía transformarse en cualquier cosa y se transformó en unas fotos que le enseñé: un tigre, un armadillo y un halcón, pero pronto volvió a la normalidad. Me asusté de que pudiera ser peligroso, lo llevé a ver una película y cuando acabó nos fuimos a dormir. Al día siguiente me desperté a las 7:50 horas y pensé que llegaría tarde al instituto, pero el cubitrón adoptó la forma de un halcón y llegué a tiempo. Al salir del instituto, me encontré con unos matones que me querían robar y él se transformó en un tigre y les ahuyentó. La gente empezó a perseguirme con la intención de robarme el cubitrón. Huímos hasta la montaña y él se convirtió en un topo para poderme esconder bajo tierra, pero yo sabía que tarde o temprano nos encontrarían. Cuando nos vieron, el cubitrón en forma de halcón, me llevó hasta un lugar seguro. Cuando estaba dispuesto a entregarlo, se me cayó al suelo, se rompió y todas sus transformaciones quedaron sueltas, esparcidas por el aire. Conseguí juntar todas las partes como si se tratara de un puzle y al hacerlo el cubitrón volvió a la normalidad. Al final, lo encerré en una caja fuerte y lo tiré al mar para evitar tentaciones.

  3. Abel Galiano

    Historia

    Se escuchaban rumores de una criatura que habitaba la mansión del ya muerto señor Jones, el pobre hombre falleció de cáncer.

    Cada vez que salía de casa, y pasaba cerca de la mansión, sin miedo, me miraba la gente, sorprendida y me advertía de que si me acercaba un gosht me raptaría con sus frías y espectrales manos, pero yo no creía en esas niñeces de fantasmas, algunos juraban que habían entrado y cada paso era un crujido de la madera y más sensación de incomodidad, hasta que unos ojos bañados en un rojo sangriento e infectados en sangre con pupilas blancas niebla se fijaron en él.

    Pero sabíamos que eso nunca había pasado, y molesto por las historias me dispuse a entrar. Ya estaba todo preparado, era la hora, todo el pueblo lo sabía e iba a acabar con esa estúpida historia, me convertiría en un héroe.

    Cada paso que daba y me acercaba más gente había, asustada, apoyándome o llamándome loco, cuando abrí la verja y entré en el jardín, empezó a llover y a tronar y la gente se asustó.

    Estaba enfrente de la puerta, agarré el pomo y comencé a abrirla, un crujido desagradable me dio la bienvenida y al entrar la puerta se cerró de golpe y se atrancó, esperaba que eso lo hubiera provocado el viento.

    Estaba todo oscuro, saqué mi linterna y la encendí, era un lugar tenebroso y lleno de telarañas, los muebles que quedaban estaban llenos de polvo.

    Empecé a andar mientras me fijaba en todos los detalles, de una puerta salía un olor nauseabundo, había un cuadro que parecía que te seguía con la mirada, y al final, vi una puerta de la que salía niebla, cuando estaba cerca el suelo crujía a cada paso.

    Al coger el pomo e intentar girarlo me di cuenta de que estaba cerrada, sin preocuparme, saqué un clip y forcé la cerradura, al ceder e intentar abrirla, sólo estaba aflojada, así que la tumbé con una patada.

    El ruido fue enorme y el polvo que levantó me cegó. Tras limpiarme los ojos, me di cuenta de que hasta con la linterna encendida seguía estando oscuro, pero me dio igual y seguí andando, cada paso me acercaba a un clima más frio, en un cierto momento, el frío desapareció y me invadió un insoportable calor, estaba asustado pero seguí andando, y …

    Unos ojillos amarillos y temerosos me miraban. Cagado de miedo, pregunté, “quien eres”. Los ojos parpadearon, al rato se oyó un sonido metálico extraño mientras una palabra salía, “Klekin”.

    Una hora después había descubierto que era un robot creado por el señor Jones, y que creaba climas, los modificaba y cambiaba el tiempo, después de eso, le dije que ayudara a los del tiempo para que sean más precisos, al final le convencí y se fue volando encima de una nube.

    Al salir, todos me preguntaron y se asombraron de que estuviera vivo, yo sólo dije que dentro no había nada, tan sólo arañas y ratas.

    Mucho tiempo después, volví a ver a Klekin, y le pregunté qué significaba su nombre, y él me dijo que significaba creador de climas en un extraño idioma que inventó el científico secreto señor Jones.

  4. gianluca ginepro

    EL PERCHIPEZ

    Un dìa paseando por la playa, vi a una chica o eso creía. Era una cosa con cara de humano mezclada con la de una foca, con manos y cuerpo de perro, alas de pájaro y cola de pez. Me la llevè a casa y la meti en la bañera con agua, creyendo que le hacìa falta. Cuando la metì, su pelo empezó a moverse como si fueran serpientes. Tambièn se transformò en varias cosas. Cuando vino mi madre se asustò, diciéndole yo que era inofensiva. A mi madre le gustò tanto que nos la quedamos y ahora, siempre se tira por la ventana para volar, vuelve para comer y se vuelve a ir. Cuando duerme, duerme boca abajo. Yo le he llamado el PERCHIPEZ.

    Un dia estábamos en la playa y yo me metì en lo hondo del mar. De repente, vi a un tiburón que me estaba persiguiendo; todo el mundo se fue y yo me quedè gritando, cuando el tiburón me iba a morder mi perchipez se tirò al agua, cogiendo al tiburón de la boca con su pelo y dándole una paliza. Al dia siguiente, yendo al instituto unos matones me persiguieron para quitarme el dinero del almuerzo y el perchipez me cogió y me hizo volar hasta el instituto para que no me pegaran. Lo meti en la mochila y lo llevè a clase de lengua, se empezó a mover y la profe de lengua Olga dijo que sacara de la mochila lo que llevaba porque hacìa ruido. Cuando lo saquè, todo el mundo de mi clase se quedó alucinado.

    El perchipez pasado el tiempo se convirtió en una chica. Yo la llamè Laura y nos hicimos los mejores amigos para siempre.

    Gianluca Ginepro Rinaldi 1 eso A

  5. Ruben Selles Talavera

    “EL DIARIO DE MARÍA”

    Querido diario hoy no he hecho nada especial así que te contaré la historia de mi mejor amigo del orfanato Machupichu:
    Érase una vez un niño llamado Machupichu que era huérfano debido a que sus padres fallecieron. Iban pasando los años y el niño se convirtió en un superdotado pero también era el hazme reír de todo el orfanato porque se mentían con él todos los niños excepto yo que era su mejor amiga. Su sueño siempre fue viajar a la Luna.
    Un día vino una familia gitana que lo quería adoptar. Machupichu se pasó toda la noche inventando un artefacto para impresionarles en la entrevista pero el invento le salió mal aunque a ellos les daba igual y lo adoptaron. Él se puso muy contento pero a la vez muy triste porque a lo mejor no nos volvíamos a ver nunca más pero yo le dije que no pasaba nada porque estaríamos en contacto por el móvil y me prometió que todos los días me llamarían y así lo hizo. A Machupichu le cambiaron el nombre por Machupayalito pero le daba igual porque se lo habían puesto sus padres adoptivos.
    Cuanto más mayor se hacía más y más gente se burlaba de él por su nombre .Todo empezaba con unas risas, continuaba con unos empujoncitos y siempre acababan pagándole. Pero él nunca se dejó los estudios y mientras el pobre chico sufría físicamente él siguió estudiando hasta que se convirtió en el hombre más listo del mundo. Machupayalito era una persona increíble no solo por su inteligencia muchísimo más superior que la de Steven Jokin sino por su sinceridad y lealtad… y pasó de ser la persona más despreciable a la más querida en un solo instante.
    Cuando tan solo tenía 20 años fue llamado por la NASA para que aceptase que le enviaran a la Luna y este aceptó sin pensárselo dos vez ya que era su sueño desde que era pequeño.
    Querido diario espero que aún me recuerde y a los buenos momentos que pasamos juntos.
    FIN

  6. Daniel Laguna

    EL JARZÓLAPRO

    El jarzólapro es un depredador que habita en la montaña más alta de cada continente. Camina a dos patas y es de un pelaje negro. Tiene unas garras largas y afiladas, y unos dientes de diez centímetros cada uno. Tiene unos ojos brillantes, que se le ven en la oscuridad. Este se alimenta de conejos y animales pequeños, como ratones. Muy poca gente lo ha vistode cerca, ya que no suele salir mucho, y como habita en cuevas solo sale de estas para cazar. Los pocos que lo han visto, afirman que es muy grande, y que no les gustaría volver a encontrárselo.

  7. Yuste Giner Carro

    ENSIC ¡¡¡¡¡¡ 2D¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    —————–

    Ensic es un pato
    Con un plumaje negro, blanco y
    un poco verde dorado;
    de pico naranjado
    era un viciado.

    Con las cariciás
    siempre sacaba sonrisas.
    A sus compañeros no les gustó
    y le pegarón un coscorrón.
    El pato muy mareado,
    se durmió muy cansado.

  8. Lupita Campos

    CRINQUI
    La noche llegó y junto a ésta la oscuridad a la ciudad, sobre todo a uno de los callejones más insólitos y menos transitados del lugar. Varios agentes se encontraban en el interior de una de las tantas viviendas que había alrededor, armados y un poco atemorizados. Últimamente habían ocurrido fenómenos extraños en torno a los aparatos informáticos de la zona, algo que desconcertaba hasta al más sabio de los científicos que supiera de este hecho. Se trataba de un potente virus que atacaba los sistemas operativos de los ordenadores y demás derivados de éste como iPods o Smartphones. A pesar de tener una gran fuerza era poco visible por lo que no eran capaces de localizarlo por medio de ninguna red. Esto complicaba su captura, por supuesto. Sin embargo tenían que hacer algo pronto si no querían que ese “maravilloso” programa comenzara a expandirse hacia otros aparatos informáticos de gran importancia y con información clasificada, haciéndola inservible y es que la gran característica de este ser virtual era reformatear el aparato de computo, robar totalmente la información y déjalo sin vida, eliminando así las pruebas de su fechoría. Simplemente no podían permitirlo, si eso llegaba a propagarse sería una catástrofe mundial. Por ello se encontraban ahí todos esos policías especializados en infórmatica y toda demás ciencia que la envolviera. Estaban esperando a que ese virus apareciera y así poder acabar con él. Tenían que tener mucho cuidado ya que las probabilidades de fallar dominaban y por supuesto, estar atentos a los síntomas que indicaban que él estaba en el interior del ordenador. Eran sencillos, comenzaban con varios cambios de pantalla analizando así los datos que éste contenía, luego el monitor mostraba millones de letras y símbolos esparcidos en filas sobre un fondo negro, que comenzaba a borrarse indicando que la información estaba siendo robada. En ese momento ellos debían atacar ya que este querido software maligno no se podía ir sin haber devorado todo su alimento o de lo contrario las pruebas que dejaría sería irrefutables y podrían destruirlo.
    Todo ocurrió muy rápido, pero como ya era costumbre ese virus había huído de nuevo. Los agentes cabizbajos se resignaron y pensaron en cuan bien se había ganado su fama de “indestructible” ese programa hacker entre el cuerpo de policía científica, sin duda alguna era todo un monstruo. Mientras tanto, en las lejanía de aquella ciudad se encontraba haciendo de las suyas ese diablo cibernético, CRINQUI,de nuevo alimentándose de los datos de otro aparato.

  9. Rocio Arredondo

    La calle de los sueños rotos

    Camino en una calle solitaria, la única que reconozco después de lo que ocurrió, no sé a dónde lleva exactamente. Mi sombra es lo único que me acompaña y mi corazón artificial lo único que late. A veces me pregunto si alguien me salvará, pero hasta entonces sola estoy.
    Ahora mismo recuerdo lo que ha pasado y es imposible hacerlo sin que una rebelde lágrima cruce por mi rostro. Me dirigía a mi empleo como un día cualquiera, estaba distraída enviando mensajes mientras escuchaba esa música que tanto me gusta. Al llegar a la calle principal, donde se ubicaba la cafetería, un estruendo me sobresaltó y, al levantar la vista, noté que lo que antes era mi amada ciudad ahora estaba reduciéndose a escombros y cada vez esos derrumbamientos eran más cercanos a mi posición. Me apresuré a esconderme en una bajada de metro, me hice un ovillo y esperé a que el sonido cesara. Al volver a la superficie encontré un sobre color rojo sangre, lo abrí y dentro de él había una nota que decía:
    “Ahora nadie puede pararnos”
    Sync

    La verdad no tenía ni idea quién era esa persona, pero su nombre me daba mala espina. Cada vez encontraba más y más cartas, todas dirigidas a mí y todas iban más o menos del mismo tema: dominarnos. Finalmente, me dí cuenta de que ese tal Sync era como “el gran pensador” de esta complicada conspiración. Divisé a otro humano no muy lejos de mí, pero mi esperanza de tener a alguien de ayuda desapareció cuando una extraña criatura totalmente deforme apareció de la nada y acabó con su vida de una forma muy violenta. Quedé en shock, y, desgraciadamente pudo notar mi presencia. Corrí lo más rápido que pude mientras intentaba encontrar un buen escondite. Hallé uno perfecto entre los escombros, allí me encontré con otra de esos inquietantes manuscritos en letra cursiva que me hirvieron la sangre y hasta este momento lo sigue haciendo. Decía:
    “¿Te ha gustado ese Perth? Espero que sí cariño, porque lo he creado especialmente para ti.
    PD: El tiempo vuela preciosa.
    Sync”
    Entonces, me dí cuenta de que para él soy solo una marioneta, un cruel pasatiempo. Ese hombre tan cínico y perturbado me tiene metida en este lugar del que no puedo salir. En la calle de los sueños rotos, donde la ciudad duerme y soy la única que está aquí. No sé si este sufrimiento terminará o durará por siempre, lo único que sé es que mi vida desde este momento será totalmente diferente.

    Sync: Es un gobernador de mediana edad; disfruta percibiendo el miedo en los demás.
    Perth: Criatura creada por Sync sólo para destruir a los humanos, no es muy inteligente. Hecha con los animales más letales.

  10. Inés Hernández Pastor

    Un día, mientras estaba en el patio, vi a mi amigo el difro, hacía mucho tiempo que no lo veía. Mis amigas nunca lo habían visto y se quedaron alucinadas. Me di cuenta qué había hecho cambios. Era más pequeño y de distinto color. De repente, vi que a su lado había otro similar, ese era el que había visto hace tiempo. Pensé que había tenido una cría, pero era de distinto color. Una semana más tarde los volví a ver y ya eran los dos iguales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *