«

»

Imprimir esta Entrada

Relato Kafkiano (La Metamorfosis): Un cambio muy felino

Al despertar sentí un aspecto extraño, no me sentía cómoda. Comencé a desperezarme, y al abrir los ojos lo vi todo enorme, más grande de lo que recordaba. Bajé de la cama y me apoyé sobre el suelo, sintiendo la misma sensación anterior. Toda a mi paso era enorme. En el aseo, conseguí asomarme al espejo, y vi una a una criatura peluda, de orejas puntiagudas, mirada recta y sonrisa pícara. Todo en mi era felino.

Pensando en que era un sueño volvía a la cama, pero revisé el despertador, que me alertaba de que llegaba tarde al trabajo. Salí a la calle y avisté a mi amiga Alicia. Fui a saludarla, pero cuando me vio echó a correr.

Todo el mundo me veía como una gata. Una más. Ana había desaparecido del mapa, y la población de gatos había aumentado uno aquella mañana.

Teresa Mondría Terol 2º ESO A

Enlace permanente a este artículo: http://iesmh.edu.gva.es/unrayoquenocesa/2012/10/relato-kafkiano-la-metamorfosis-un-cambio-muy-felino/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *