«

»

Imprimir esta Entrada

Salvad a Caperucita


¿Conoces al personaje del cuento «Caperucita roja»? Seguro que sí: la que fue a visitar a su abuela y se encontró al lobo en el bosque; luego este se comió a la abuela y se disfrazó con su ropa, etc.
Nosotros hoy vamos a darle una segunda oportunidad a Caperucita, y vamos a cambiar un poco el cuento. Así es nuestra versión:


Había una vez una niña que se llamaba Caperucita, la lista; su madre le dijo que debía ir a casa de su abuelita a llevarle comida y medicinas, ya que estaba enferma. También le dijo: «Ten mucho cuidado con el lobo cuando atravieses el bosque; pregunta a los leñadores si han visto al lobo por el camino para tú ir por el camino contrario, porque si te lo encuentras se te comerá».


Hasta aquí, todo perfecto, ¿verdad? Lo que pasa es que la madre no tuvo en cuenta en su consejo que había dos leñadores: el mentiroso y el sincero. El mentiroso nunca decía la verdad y el sincero nunca mentía. Así que Caperucita, la lista se encontró a un leñador, y no sabía si era el mentiroso o el sincero. Sólo podía hacerle una pregunta. ¿Cuál de las tres preguntas que te proponemos más abajo debía hacer Caperucita para averiguar el camino que había seguido el lobo y así ella ir por otro?
No te olvides de que con esa pregunta Caperucita la lista ha de tener en cuenta si el leñador es mentiroso o es sincero. Piensa bien la solución, porque la vida de Caperucita está en tus manos.


A. ¿Cuál es el camino que ha cogido el lobo?

B. Si preguntara a tu amigo qué camino ha cogido el lobo, ¿qué me respondería?
C. ¿Está el lobo por aquí cerca?

 

Rosa Andreu 1ºESO

Enlace permanente a este artículo: http://iesmh.edu.gva.es/unrayoquenocesa/2012/03/salvad-a-caperucita/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *