Uso del microscopio

Con frecuencia la Ciencia y la Técnica van de la mano, casi todos los avances científicos han sido el resultado de nuevos avances técnicos, esto es particularmente ilustrativo en lo referente al uso del microscopio.  Al descubrimiento de la célula se llegó gracias a una serie de descubrimientos científicos que estuvieron ligados a la mejora de la calidad de los microscopios. Uno de los pioneros en la construcción de estos aparatos fue Anton van Leeuwenhoek.

¿Cómo es un microscopio?

El microscopio es un aparato que aumenta la imagen de los objetos y nos permite observar aquello que, en un principio, es invisible para el ojo humano. Fue utilizado por primera vez, como tal, por el holandés Anton van Leeuwenhoek el año 1675. Tiene dos partes: una óptica, para observar, y otra mecánica, que sostiene a la primera.

La parte óptica consta de :

•  Ocular, lente situada cerca del ojo del observador.

•  Objetivo, lente situada cerca del objeto que se quiere observar.

•  Diafragma, dispositivo para graduar la entrada de luz.

•  Condensador, dispositivo para concentrar la luz sobre el objeto.

•  Foco de luz o espejo, para iluminar el objeto.

 

La parte mecánica del microscopio consta de:

•  Columna , parte que sostiene el tubo óptico.

•  Tubo óptico , donde se encuentra ubicado el ocular.

•  Revólver , parte móvil que sostiene los objetivos.

•  Platina , que soporta el portaobjectes.

•  Pié , sostiene todo el microscopio.

•  Tornillo macrométrico, que permite desplazamientos rápidos de las lentes.

•  Tornillo micrométrico, que permite desplazamientos suaves de las lentes.

 

¿Cómo se utiliza el microscopio?

El objeto que queremos observar se coloca en un vidrio transparente que llamamos portaobjetos, y lo cubrimos con otro vidrio más fino que llamamos cubreobjetos.

Una vez conocido el funcionamiento de les partes del microscopio debes saber que el aumento que nos ofrece un microscopio se obtiene con la combinación del objetivo y del ocular. Por ejemplo, si tenemos un ocular de 15x i un objetivo de 40, el aumento obtenido es de:

40 x 15 = 600 aumentos.

El enfoque del objeto se realiza con el tornillo macrométrico, y después se afina con el tornillo micrométrico, hasta conseguir una visión perfecta. Una vez enfocado el objeto, se pasa al objetivo inmediatamente superior, hasta obtener el aumento deseado. Cada vez que cambies de objetivo cuida de no tocar la preparación, el vidrio se puede romper.

La luminosidad para observar la muestra la puedes regular moviendo el diafragma hasta conseguir la más adecuada para cada caso.

Como unidad de medida , en microscopia se utiliza la micra (µ). Su equivalencia es:

1µ = 1/1000 mm ; por tanto, 1 mm = 1000 µ

¿Cómo se prepara una observación microscópica?

Para observar perfectamente un objeto es necesario someterla a un proceso de preparación que destaque aquellas partes que nos interesen. También, que conserve la muestra para observaciones posteriores. Dos fases de este proceso son: la fijación y la tinción.

Con la fijación se consigue que la muestra que queremos observar no se mueva. Se suele utilizar diferentes líquidos: alcohol etílico 70%, ácido acético...; también se utilizan altas temperaturas que ayudan a deshidratar la muestra. El objeto, una vez fijado, debe lavarse en un medio apropiado como alcohol o agua.

La tinción consiste en colorar la muestra que queremos observar para, así, destacar aquellas partes que nos interesen observar. La gama de colorantes es muy variada, y cada uno resalta una parte diferente del objeto. Los colorantes siguientes suelen utilizarse para resaltar las partes de la célula:

- La estructura celular: azul de metileno, orceína acética.

- El citoplasma celular: eosina, fucsina ácida, verde luz.

- El núcleo celular: fucsina básica, verde metilo.

ENLACES INTERESANTES

El microscopio y la lupa binocular: Entra en el enlace y repasa las partes y uso de los aparatos