Miguel Hernández PDF Imprimir E-mail

Si yo salí de la tierra, si yo he nacido de un vientre desdichado y con pobreza, no fue sino para hacerme ruiseñor de las desdichas, eco de la mala suerte, y cantar y repetir, a quien escucharme debe, cuanto a penas, cuanto a pobres, cuanto a tierra se refiere.